Tlacoyos morelenses de frijol



De mentón oblongo que demuestra su orgullo prehispánico por ser el compañero de los viajantes mexicas. Rumbo a Zacualpan, quizá los encuentres de sangre azul o blanca, siempre con una corona de “gallitos” curados, emparejados con el quesillo y corazón relleno de frijol refinado por los intensos sabores de Tlacotepec… Este el Tlacoyo, vanidad culinaria de Morelos. ¡Cocinémosla #AlMinuto!

-----

En Al Minuto® nos hemos dado la tarea de rescatar los platillos tradicionales y frijoleros que representan a nuestra cocina mexicana. Seguro los has probado todos, pero quizá poco cocinado por la dificultad de los frijoles. Bueno, agarra tu mandil que esta vez te auto-sorprenderás y a todos tus invitados también, preparándolos Al Minuto®.


Ingredientes:

  • 1 taza de Frijol Al Minuto®, frijoles negros

  • 8 tazas de agua caliente

  • 6 tazas de harina de maíz nixtamalizado azul o blanca

  • 300 gramos de carne asada picada

  • 300 gramos de queso fresco rallado

  • 1 taza de cilantro picado

  • 1/2 cebolla blanca

  • 1/2 taza de crema ácida y fresca

  • Salsa roja o verde al gusto

  • Aceite de oliva (o manteca)

  • Sal al gusto

  • Epazote al gusto


Cocínalo fácilmente:

  1. Prepara tus frijolitos refritos bien caseros y saludables. En un recipiente, agrega la taza de Frijol al Minuto® y 2 tazas de agua hirviendo (No más). Mézclalo y déjalo reposar por 5 minutos para activar sus propiedades. Finalmente agrega hasta 3 cucharaditas de aceite de oliva hirviendo, vuelve a mezclar y listo.

  2. Ahora bien, uno de los secretos de los Tlacoyos -además del amor- es el trabajo con la masa. Así que en otro recipiente de buen tamaño, agrega las tazas de harina, agua y una pizca de sal. Mezcla vigorosamente hasta lograr una consistencia suave y sin grumos.

  3. Toma un puño de masa, extiéndela de forma alargada sobre tus manos y comienza a tortear. El grosor debe ser como la de una gordita y su forma, la tradicional ovalada. ¡Ponla a cocer en tu comal caliente!

  4. Ya viene lo bueno. Con un cuchillo haz una abertura para rellenar tu Tlacoyo con la cantidad que tú quieras de Frijol al Minuto®. Échale un poco de epazote para darle un sabor intenso, ligeramente amargo pero sabroso. Ciérralo con cuidado.

  5. ¡Huy! Disfruta ese momento repartiendo tus verduras y proteínas (guiño a la salud): No te olvides de ensalsarlo con la favorita que hayas elegido.

  6. Y finalmente... Dale una buena mordida a ese Tlacoyo. ¡Buen provecho, frijoleros de corazón!

Compra aquí tus frijolitos caseros:



4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo